Tiene por objeto proteger los derechos de los consumidores, regulando el uso de los canales de atención remota como lo son las líneas telefónicas de atención al cliente, también conocidos como call-center, o contact-center, y demás modalidades de telecomunicación similares entre consumidores y oferentes de bienes y servicios. 


Así pues, les impone a los oferentes de bienes y servicios de atención remota, incorporar dentro de sus canales la opción de hablar con una persona natural dentro de las opciones del primer menú, además deberán identificar al consumidor y proporcionarle un Código Único Numérico al inicio y no al final de la conversación, de manera que el consumidor pueda retomar el caso sin mayores dilaciones en caso de interrupción en la telecomunicación.

Así mismo, prohíbe hacer esperar al usuario por un tiempo exagerado, transferirle la llamada numerosas veces, o realizar cualquier otra maniobra deliberada que tenga como finalidad aburrir, constreñir, fatigar o imponer cargas excesivas al consumidor para dilatar en el tiempo sus solicitudes, e inducirlo a desistir de su petición inicial.

Descargue aquí el proyecto de ley 239 de 2018

Descargue aquí nuestro boletín jurídico Colcob

 

Boletín de Noticias

News letter