Con Apple Pay la compañía dio un paso importante a la hora de impulsar los pagos móviles, y ahora ese servicio se ve respaldado con Apple Card, el servicio que quiere convertirse en el aliado perfecto de los usuarios para pagar y sobre todo gestionar sus finanzas.

Un informe de Felaban señala que, en América Latina, el crédito ya estaría repuntando.

 Después de varios meses de debilidad, hay varias señales que apuntan a que la cartera de crédito en Latinoamérica ya estaría empezando un proceso de   recuperación.

 Datos de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), recogidos en su informe económico regional, muestran que, a junio, “el sector bancario   latinoamericano registró crecimiento en sus principales indicadores, siendo relevante para estos resultados las mejoras en los resultados económicos   internos observados en algunas economías cuya preponderancia es indudable, por lo que se esperaría e continuar observando mejoras en los indicadores   globales de la industria”.

 De hecho, el documento señala que, al cierre del primer trimestre, la cartera de crédito aumentó 1,48 por ciento anual, luego de dos años en terreno negativo. De hecho,   Felaban señala que, al descontar la inflación, el crecimiento habría sido de 5 por ciento.
 Sin embargo, los datos no son homogéneos, pues nueve países están por debajo del promedio.

 De hecho, Uruguay, Brasil y Perú todavía muestran disminuciones en el crecimiento del crédito, pues la demanda de los consumidores continúa baja a pesar de la recuperación   de la economía.

 Otros que están por debajo de la media son Paraguay, Panamá, Chile, México y Guatemala. 

 Y aunque Colombia está por encima del promedio, lo cierto es que la desaceleración se mantiene, pues según Felaban, “por el bajo crecimiento del PIB durante 2017, el aumento de impuestos al consumo y baja demanda, el crédito empresarial se ha contraído de manera significativa. El crédito que sigue mostrando dinámica es el hipotecario y un menor   medida el microcrédito. La política de reducción de tasas de interés emprendida por el Banco Central desde finales de 2016 podría devolverle dinámica”.
 
 En contraste, la mayor dinámica la traen Ecuador y Argentina.

 SALDOS EN MORA

 Por otra parte, el documento señala que si bien el comportamiento del crédito es muy inferior al de años anteriores, otro de los temas que muestra una mejora es la cartera   vencida.

 Felaban dice que “mientras que en septiembre de 2016 la cartera vencida llegó a niveles de crecimiento anual del 14 por ciento, en junio de 2017 se registró que la misma llegó al 3,7 por ciento”.

En ese sentido, pareciera que la tendencia en Colombia va un poco retrasada, toda vez que el fuerte deterioro de la cartera se está viendo este año y que, al menos en el crédito comercial (que representa más de la mitad del total), aún no hay muestras de recuperación.

Justamente, el país está entre los que tienen una mayor proporción de créditos colgados. Los datos de Felaban muestran que a julio, la cartera vencida era de 4,1 por ciento, frente a 3,73 por ciento en Brasil y 2,67 por ciento en Perú, naciones en las que la cartera se ha mostrado más débil.

El promedio regional está en 2,36 por ciento, lo que según el documento, “aún está lejos de encender las alarmas sobre la situación de la banca”.

De cualquier manera, Colombia está en línea con la región en lo que se refiere a la constitución de provisiones para hacer frente en esta situación, pues el promedio de Latinoamérica es de 170 por ciento.

Otros de los indicadores que, en términos generales, muestran mejoras en la media regional son activos, utilidades, patrimonio y depósitos. Sin embargo, aún falta por recuperar los niveles de rentabilidad.

Tomado de: http://www.portafolio.co/economia/finanzas/cartera-con-senales-de-mejora-en-la-region-511309 

Estas son: mayor deterioro de la cartera, aumento de activos improductivos y pérdidas crediticias. 

La menor colocación de préstamos este año estará acompañada de un mayor deterioro de la cartera.
Foto: Andrea Moreno / ELTIEMPO
 

La menor colocación de préstamos este año, por cuenta de la desaceleración de la economía, no vendrá sola. Estará acompañada de un mayor deterioro de la cartera, del crecimiento de activos improductivos y de pérdidas crediticias, señala un análisis de la calificadora S&P Global Ratings.

Aunque los banqueros colombianos confían en que la demanda crediticia reaccione este año, también son conscientes de que esta no será suficiente para llevar la cartera a un crecimiento de dos dígitos, siquiera cercano al 11,6 por ciento observado en el 2015.

En un escenario optimista, ven una dinámica crediticia cercana al 7 por ciento real impulsada por “los avances en la construcción de los proyectos de infraestructura, una política monetaria menos restrictiva, la solidez del mercado laboral, los incentivos para reactivar la inversión y la credibilidad de la política económica ante los inversionistas internacionales”, prevén en la Asociación Bancaria (Asobancaria).

Pero lo que para unos pueden ser señales positivas, para otros no lo son tanto. La calificadora señala que este seguirá siendo un año complicado en términos económicos, muy similar al 2016 en el mejor de los escenarios, y que la implementación de los proyectos 4G es poco lo que aportará al crecimiento de la banca este año, dados los escándalos relacionados con la brasileña Odebrecht.

“Aunque la inflación se está moderando y tiende hacia el objetivo del banco central junto con la apreciación del peso colombiano, consideramos que el ritmo más lento de crecimiento de los créditos y las presiones sobre la capacidad de ingresos de las familias, derivado de la reforma fiscal, podrían erosionar los indicadores de calidad de activos”, advierte.

En sus análisis ven que los activos improductivos y las pérdidas crediticias se ubicarán en torno al 2,7 y 2,5 por ciento, respectivamente, al cierre del 2017, superando lo visto años atrás.

Las primeras señales de ese deterioro ya se estarían cristalizando. El indicador de calidad de la cartera de la banca, si bien se encuentra en niveles razonables, se acercó al 4 por ciento en febrero pasado, frente al 3,1 por ciento de un año atrás. Pero en carteras como las de consumo y microcrédito avanzaba hacia el 5,5 y el 8 por ciento, según la Superintendencia Financiera.

Santiago Perdomo, presidente de Multibanca Colpatria, considera que no hay duda de que este año la demanda de crédito se verá menguada porque los ingresos de las familias están afectados por la coyuntura económica, el alza de los impuestos, y porque ante escenarios como este, las entidades deben ser más prudentes en el otorgamiento de nuevos préstamos.

En S&P Global Ratings prevén que el crecimiento de la cartera de créditos rondará este año el 5 por ciento real, lo que no luce del todo mal en un escenario de debilitamiento económico.

Es más, los analistas de la firma dicen que el principal objetivo de los bancos de Latinoamérica, incluidos los de Colombia, debe estar enfocado a un crecimiento prudente y a una creación cuidadosa del crédito para evitar un disparo en los activos improductivos bajo un escenario económico en contracción.

“Como resultado de las condiciones económicas y de mercado adversas, proyectamos alzas leves en los activos improductivos y en las pérdidas crediticias, aunque no a niveles que puedan causar daño”, dicen.

Tensión media

Los activos improductivos pueden subir este año a 2,7 por ciento en Colombia, menos que en Brasil (4,2 por ciento) y México (3 por ciento). En 2011, ese mismo índice marcó 1,6 por ciento para el país, y a partir de entonces ha subido.

En cuanto a las pérdidas crediticias, S&P estima que este año en Colombia serán de 2,4 por ciento, también las terceras más altas detrás de las de Brasil (3,7 por ciento) y México (2,9 por ciento).

Algunos analistas también comienzan a mostrar preocupación ante el acelerado repunte de la cartera vencida, que para febrero pasado ya marcaba 23,2 por ciento anual, según la Superfinanciera.

Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, no cree que ese comportamiento sea preocupante y afirma que se debe a casos muy focalizados.

“Hay eventos específicos que tienen un efecto importante, pero con una connotación más contable que un deterioro en sí. Hay que mirar es cómo se ha deteriorado el consumo, que no es mucho, y el comercial, donde existen eventos puntuales de grandes clientes corporativos, que son los que marcan la tendencia”, dijo.

Cifras oficiales indican que los vencimientos en los préstamos corporativos crecieron 26,2 por ciento; y los de consumo, cerca del 22 por ciento a febrero pasado, lo que para algunos analistas sí es elevado.

Quizás algo de todo esto es lo que comienza a reflejar el Indicador de Alerta Bancaria (IAB), que estará en un rango de entre 30,7 y 49,4 por ciento este año, con 38 por ciento como escenario más probable, lo que representa un nivel de tensión medio-bajo, considera la Asobancaria.

Según el gremio, dicho indicador se diseñó con el fin de tener un mecanismo de alerta temprana de los riesgos que afectan al sistema financiero.

Y advierte, no obstante, que si bien las pruebas realizadas no mostraron que este se pueda disparar a niveles vistos en 1999 o 2009, cuando estuvo por encima del 83 por ciento, es necesario que las entidades sigan realizando un monitoreo permanente a la gestión y al balance de riesgos para identificar alertas tempranas, facilitar acciones oportunas y preservar la estabilidad de la banca.

En igual sentido se pronunció el Fondo Monetario Internacional (FMI) luego de concluir su visita periódica a Colombia. Sus directores señalaron que si bien el sistema financiero se muestra sólido y resistente a choques externos, invitaron a las autoridades a hacerle un seguimiento, dado que “han surgido algunos focos de vulnerabilidad”.

CARLOS ARTURO GARCÍA M.
Redacción Economía y Negocios
En Twitter: @CarlosGarciaM66

 

Tomado de: http://m.eltiempo.com/economia/sectores/expectativa-de-los-bancos-en-2017-87138 

Mantener las finanzas sanas es uno de indicadores de una empresa bien administrada; de esto depende que se logren utilidades y su sostenibilidad.

 

 

Boletín de Noticias

News letter