Tiempo estimado de lectura: 3 min.

La temporada navideña y de fin de año no solo trae consigo un significado espiritual y de unión familiar, sino también oportunidades financieras adicionales para muchos trabajadores, gracias al pago de primas, bonos y otros beneficios. Sin embargo, gestionar estos recursos de manera adecuada es clave para comenzar el nuevo año con tranquilidad financiera y cuidar sus finanzas.

A continuación, las cinco claves fundamentales que le ayudarán a evitar dolores de cabeza, especialmente después de un año complejo marcado por la incertidumbre política y una desaceleración pronunciada de la economía colombiana.

1. Hacer un presupuesto y cumplirlo:

Es importante elaborar un presupuesto que considere tanto los ingresos como los gastos. Establezca límites claros para cada rubro, ya sea ropa, calzado, regalos u otros. Pero recuerde, hacer el presupuesto es solo el primer paso; cumplirlo es igualmente crucial. Aunque gastar hace parte de la economía, es fundamental saber hasta dónde su bolsillo puede llegar. 

2. Cuidado con las promociones:

Una vez establecido el monto destinado para gastos, es crucial fijar límites. Es posible que desee comprar varias prendas, pero si esto excede su presupuesto, es preferible reducir la cantidad de artículos. Tenga cuidado con las promociones. Comprar más de lo planificado, incluso si es una oferta tentadora, puede resultar en excesos que afectarán su presupuesto inicial. Mantenga el control y no se deje llevar por ofertas que puedan comprometer sus finanzas. 

3. Tenga una reserva:

Destinar una parte de sus ingresos como reserva para el futuro es otra recomendación crucial. En enero y febrero, surgen gastos relacionados con la educación y otros compromisos, para los cuales es fundamental estar preparado. Lo ideal es reservar el 30% de sus ingresos, pero si eso no es posible, incluso un ahorro menor puede marcar la diferencia, dependiendo de sus ingresos y disponibilidad. 

4. La Prudencia Hace Sabios:

La cuarta recomendación se basa en aplicar la sabiduría popular: “La prudencia hace verdaderos sabios”. Al realizar compras, evite caer en excesos que puedan impactar la economía familiar a largo plazo. Aunque comprar y gastar en diciembre es inevitable, hágalo con moderación, estableciendo límites y considerando escenarios no tan optimistas. Si las cosas salen bien, usted contará con un ahorro que será un respaldo invaluable. En resumen, la prudencia en sus decisiones financieras lo llevará a un nuevo año con estabilidad y tranquilidad. 

5. Pagar deudas es la mejor opción:

Y finalmente, considere la posibilidad de pagar deudas o cuotas pendientes de manera anticipada si cuenta con excedentes. Esto le permitirá disponer de un mayor flujo de efectivo en el futuro, especialmente si logra negociar con sus deudores para reducir el valor de las cuotas mensuales. Los pagos extraordinarios son útiles para liberar recursos a largo plazo, especialmente en un panorama desafiante como el que impone el 2024. 

Es habitual decirnos que el año próximo vamos a comenzar a ahorrar, que vamos a pagar las deudas, vamos a comenzar a estudiar, pero sabemos que estos objetivos se nos olvidan. Por eso desde COLCOB los invitamos a realizar un plan para salir de las deudas o para ahorrar en la medida que sea posible con un presupuesto y unas metas claras que impliquen un uso adecuado del dinero con planeación financiera, para cuidar sus finanzas.

Créditos Imagen